Hola, ¡Cuánto tiempo sin pasar por aquí!
No sé vosotros, pero yo me he echado de menos.

Sigo de mudanza, tanto real como metafórica y, aunque no sé cuándo volveré a retomar este blog de forma continuada, no me olvido de que existe. Paradójicamente estoy escribiendo más de lo que he escrito en años, pero nada que quiera que lea nadie más que yo misma.

También tengo ganas de cambiar este espacio. Toda mi web, digo. Ahora que estoy cambiando mi casa en el plano físico también parece un buen momento para cambiar mi casa digital.

Nos leemos pronto.

Muerte a twitter y a instagram, ¡vivan los blogs!