O cómo fingir que estás bien distrayéndote con el mundo exterior.

Primera parte: Berlín.
En las imágenes: el brazo de Álex, la terraza chill-out de Ana, bebiendo en el späti, el mercadito de Boxhagener Platz, el baño del Geronimo, unas margaritas, el restaurante Pila, un selfie en el parking del Klunkerkranich, Antonio y su musicote, Helena desfallecida después de sembrar el caos, el parking otra vez, Mulatu Astatke en Gretchen Club.